La crisis siempre golpea dos veces, o tres …

Es curioso cuando en muchas conversaciones, donde sale a relucir el día del nacimiento, muchas, pero muchas veces, seguramente os ha pasado, sale la efeméride; ” si, nací con la crisis del 10, o con la del 29″.. en el caso de nuestros abuelos o gente mayor y también muchos jóvenes ya del siglo XXI  también han podido disfrutar de semejantes momentos, la crisis tecnológica del año 2000, las financieras 2008-2012…

Incluso podría pensarse de manera muy maliciosa, en como las crisis han moldeado las poblaciones mundiales y los fenómenos migratorios surgidas de estas, pero, no es este el cometido de éstas mis primeras palabras.

No quiero decir que no sea un tema interesante, todo lo contrario, sino que éstas, querían ser unas primeras palabras donde mostrar mis mas fervientes convicciones, y no adentrarme en un tema específico y tan complejo.

Desde nuestro inicios como especie, hemos superado todas las crisis, desde aquellas que mediante la debacle originaron grandes desastres, matanzas o simplemente ocasionaron la desaparición de pueblos enteros, hasta las que catapultaron a nuestra especie a la superación, fuera por un modelo agotado por el propio hombre o porque conceptualmente carecían de fundamentos para mantener sus propios sistemas y se vieron obligados a emigrar o a superarse tecnológicamente; estamos determinados holísticamente por la crisis y adyacentes.

Por tanto podemos decir que las crisis como tal siempre han sido adaptativas, o han tendido a modificar las maneras de vivir de los humanos, pienso yo, hasta la aparición de la moneda.

A partir del momento en que aceptamos la moneda, también aceptamos inherentemente, que las crisis ya no volverían a ser igual de productivas para nuestra vidas e historia.

Al dejar el progreso en manos ajenas a las comunidades humanas, éste se ha alterado hacia los intereses de los que, con dinero e influencias, han copado el poder de las sociedades modernas capitalistas infestadas por un neoliberalismo que los disfrazaron de progreso e igualdad.

Actualmente, y según reflejan los medios informativos, vivimos pues a la espera de la próxima crisis,que incluso nos la van cocinando poco a poco, es el teatro actual, ya que, el iva para cultura restringe a muchos su acceso, por lo visto, lo que antiguamente eran los espectaculos con los leones en la gran plaza para el populacho.

Volviendo a la senda de la crisis epistemológica que sufrimos por vida, simplemente quería decir, que, yo, tambien nací en una crisis, la del 79, la del petroleo, pero a pesar de ello, debo decir que con efemérides nunca vorlveremos a conseguir el bienestar de las sociedades acapitalistas, sinó es luchando y aceptando que el miedo nos hace mas fuertes.